Cuidados para las llantas de tus vehículos

Todos los vehículos, tanto utilitarios, de transporte y privados, necesitan un mantenimiento y cuidados constantes. Uno de los puntos más importantes, son las llantas. Estas piezas son las únicas que tienen contacto directo con el suelo y por lo tanto sufren un desgaste continúo. Aprender a cuidarlas lo mejor posible, incrementará su vida útil y te ahorrará recursos.

Inflado de llantas

Inflado

Es muy importante mantener la presión correcta de las llantas. Esta puede variar según el tamaño del rin. Por lo cual, si cuentas con dos vehículos similares, no debes asumir que la presión de las llantas de ambos será la misma. Lo ideal es revisar la información especificada por el fabricante.

Presión para llantas

Normalmente, los vehículos cuentan con una tabla que nos indica la presión correcta de los neumáticos dependiendo del uso que le demos al vehículo. Nos específica a cuánto debemos llenar las llantas si nuestro vehículo lleva carga o no, o una mezcla de ambos.

Para inflar adecuadamente los neumáticos de todos los vehículos, es necesario consultar los parámetros especificados por el fabricante. Podemos encontrar una tabla en forma de calcomanía, normalmente ubicada en el interior de la puerta del conductor.

Esto es de suma importancia para tomar en cuenta por transportistas, ya que las llantas de los transportes de carga sufren un desgaste mucho mayor comparadas con aquellas de vehículos ligeros privados. El fabricante incluye los estándares recomendados mínimos para distintos pesos de carga.

El monitoreo constante de presión puede además de alargar su vida útil, reducir riesgos de accidentes.

Rotación de llantas

Rotación

La rotación adecuada de las llantas de todo vehículo busca asegurar que estas se desgasten de forma equilibrada. Este desgaste dependerá del tipo de tracción del automóvil, los hábitos de manejo del conductor y las condiciones físicas y ambientales de los caminos por los cuales transite. Mantener un desgaste equilibrado entre las cuatro o más llantas del vehículo, asegurarán que las aprovechemos al máximo.

Lo ideal es buscar que cada llanta presente signos de desgaste o uso similares. Así, reduciremos costos postergando el cambio de llantas o accidentes por malas condiciones de las mismas.

Rotación de llantas

Para vehículos ligeros o particulares

La rotación de llantas para automóviles que son llevados a su mantenimiento de rutina, es fácil de identificar. Normalmente, los mantenimientos recomendados por varias marcas oscilan entre cada 5,000 a 10,000 kilómetros recorridos o cada 6 meses si su uso no llega al kilometraje especificado. Dentro de estos mantenimientos rutinarios, es importante que solicites al técnico encargado revisar el desgaste de las llantas. Normalmente, esta revisión suele estar contemplada en varias marcas, pero es importante mencionarla.

Además, puedes monitorear el estado de tus llantas antes de llevarlas a servicio. Buscando principalmente que los patrones de cada una no se vean más lisos comparados con las demás. O bien, buscando deformidades que pudieran indicar que un cambio es necesario.

Rotación de llantas

Para vehículos de transporte

A través de un mantenimiento rutinario es posible identificar cuándo es momento de rotar las llantas de un transporte.  Los neumáticos que trasladan cargas de cualquier tipo con un peso considerable, sufren un desgaste mucho más rápido que aquellos de vehículos privados o ejecutivos. Esto se debe, además de las cambiantes condiciones de los caminos, a que su uso es mucho mayor que un vehículo común. Por lo tanto, las piezas de desgaste de los transportes como las llantas, suelen ser un costo alto para las empresas de logística ya que agotan su vida útil rápidamente.

Para hacer frente a esto y maximizar dentro de lo posible el uso de los neumáticos de los transportes, es necesario brindar un mantenimiento completo que considere la rotación de llantas como un punto clave.

Desgaste de llantas

Manejo y desgaste

Los hábitos de manejo involucran directamente al factor humano, por lo tanto, a diferencia del estado de los caminos, podemos controlar este factor.

Lo ideal es buscar un manejo suave que evite un desgaste excesivo en las llantas, como frenar o acelerar de golpe. Dar giros bien ejecutados de manera calmada y utilizando las condiciones del camino a nuestro favor, también funciona para cuidar los neumáticos. De esta forma evitaremos que los vehículos se patinen.

Es importante tomar en cuenta que tanto vehículos personales como de transporte, se enfrentan a distintos escenarios día a día. Por ello, tener en mente la importancia de cuidar los neumáticos al momento de encontrarnos con estos escenarios, nos ayudará a adoptar el hábito de conducir lo mejor posible.

Algunas formas en la que podemos cuidar los son:

  • El conducir dentro de los límites de velocidad
  • Evitar baches dentro de lo posible
  • No frenar o acelerar de golpe dentro de lo posible
  • Pasar reductores de velocidad como topes y bollas, bajando la velocidad

Recuerda que las llantas forman parte de los componentes más importantes de todo vehículo. Estas son el único vínculo con el suelo, sin importar si se trata de un automóvil privado, utilitario o de transporte. Por lo tanto, requieren particular atención para que brinden un servicio adecuado y no nos enfrentemos con contratiempos.

Comparte esta nota en:

Te podría interesar

Senado: robo a transporte, delito grave
Leer más
¿Cuándo cambiar llantas de tu vehículo?
Leer más
Mejora tu servicio al cliente con encuestas digitales
Leer más
Ahorra mediante el control digital de recursos
Leer más
Desabasto de combustible afectaría la logística en el país
Leer más

0 comments

Deja un comentario

www.000webhost.com