Huawei y las nuevas restricciones en EEUU

Esta semana la noticia del ingreso de Huawei a la lista negra de la cámara de comercio de los Estados Unidos, ha causado polémica en los medios de comunicación. El presidente Trump declaró una emergencia nacional sustentada en la probabilidad de espionaje por parte de adversarios extranjeros, a través de la tecnología y servicios de telecomunicaciones. Aunque no se menciona directamente a la empresa, Huawei es una de las afectadas por esta orden ejecutiva, y ha caído en la lista negra.

El panorama completo aún no es claro, y aunque existen distintas causas posibles para esta situación, casi todas apuntan a un conflicto comercial. Según datos de CNN, Huawei es la segunda marca de celulares más vendidos en el mundo y ha dejó atrás a Apple el año pasado, manteniendo un crecimiento anual considerable. Esto, gracias a la diversificación de sus productos y servicios, en los que se incluyen, smartphones de desde gama baja hasta alta, con precios accesible. Además, Huawei se encuentra desarrollando la red 5G, la cual, está enfocada a optimizar el uso e implementación de dispositivos IoT (Lee sobre el Internet de las cosas aquí). Estas y muchas otras razones, convierten al gigante chino en un digno rival en telecomunicaciones.

Respuesta de Android y acciones de Huawei

Google a ha decido dejar sus relaciones comerciales con Huawei, ya que, al no hacerlo, el gobierno de EEUU podría tomar acciones en su contra por incumplir la ley. Eso también sucederá con otras empresas.

Ante esta situación, la respuesta de Huawei fue el acelerar el desarrollo de su propio sistema operativo, HongMeng OS, el cual ha estado desarrollando desde el 2012 con Android open source como base.

Huawei busca implementar HongMeng como un sistema operativo unificado, es decir, un mismo sistema para todos sus dispositivos. Y será compatible con APK, lo cual le permitiría tener más variedad en aplicaciones. Es posible que la empresa decida crear dos versiones, una para China y otra para el resto del mundo a fin de sustituir Android.

Un nuevo sistema operativo podría no solucionarlo todo

El reto es sustituir casi todos los servicios y funciones que tiene Google. Por ejemplo, la sincronización de todo en un mismo ecosistema. Huawei ha estado trabajando en desarrollar Huawei Cloud para solventar esta necesidad. Sin embargo, hay varios servicios que son más complicados de sustituir. Google Maps por ejemplo, no opera en China. Para brindar este servicio en su país de origen, Huawei ofrece alternativas de apps domésticas. Sin embargo, ¿cómo será posible solventar esta problemática en el resto del mundo? Para ello, Huawei necesitará un proveedor que no sea estadounidense. Lo cual será todo un reto, ya que la gran mayoría de nuestro continente ya está muy acostumbrado a los mapas que Google usa en su servicio.

Huawei y las nuevas restricciones en EEUU

El escenario se ve muy similar para otros tipos de servicios, como cuentas de correo electrónico de Google y Microsoft, que requerirán de un cliente de correo para posiblemente poder accederse a través de Huawei. Este panorama y su posible solución, aún no son muy claros. Y en cuanto a las redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram, el acceso podría no ser posible.

Aunque no se sabe exactamente cómo es ni si logrará su propósito, no nos queda más que esperar al último trimestre del año, fecha tentativa de su lanzamiento.

¿Qué pasará con las apps?

Todas las aplicaciones desarrolladas por empresas estadounidenses desaparecerán, a menos que se haga algún cambio por parte del gobierno de EEUU sobre la decisión. Google Play ya no estará disponible para los dispositivos Huawei, lo que significa que todas las apps que se encuentran a través de esta tienda virtual, deberán buscar la manera de adaptarse y modificarse para funcionar en el nuevo sistema operativo, lo cual, no será tarea fácil.

Huawei cuenta ya con su propia tienda de aplicaciones llamada App Gallery. Algunos desarrolladores ya incluyeron apps en esta nueva tienda. Sin embargo, aún falta mucho camino por recorrer, ya otras apps, aunque parecen encontrarse dentro de esta tienda virtual, son sólo un acceso directo para realizar la descarga desde la Play Store de Google. Esto significa que tampoco podrán ser descargadas a través de App Gallery, en nuevos dispositivos Huawei.

El problema recae en que los desarrolladores de EEUU, simplemente no podrán incluir sus apps. Y para los desarrolladores del resto del mundo, implica un trabajo extra, al necesitar adaptar sus aplicaciones a un sistema operativo más. Esto considerando que Huawei pueda asegurar la estabilidad de su OS, para mantener las mismas funcionalidades con las que cuentan las aplicaciones en Android e iOS.

Eso afectará también a cualquier empresa desarrolladora que utilice recursos de empresas de EEUU para sus aplicaciones, por ejemplo, servicios de Google, como mapas, calendarios y demás. Estas aplicaciones aunque no sean de origen estadounidense, no podrán utilizar estos recursos en dispositivos Huawei, lo cual limita aún más la variedad de aplicaciones que estarán disponibles.

Aplicaciones y software importantes, que no estarían disponibles:

  • Google, todas sus aplicaciones y ecosistema, incluyendo Gmail y Google Maps.
  • Facebook, y todas sus redes sociales y de mensajería, incluyendo Instragram y Whatsapp.
  • Microsoft, su sistema operativo para ordenadores y toda su paquetería.

Además de esta breve lista, que contempla un gran cambio para los usuarios día a día, más empresas se verán afectadas. Esto incluye a todas aquellas aplicaciones, software y servicios ofrecidos por empresas desarrolladoras de origen en EEUU. Y sí, también afecta a software de uso ejecutivo.

¿Deberías cambiar tu smartphone si tienes un Huawei?

 Quizás no. Huawei ha enviado un comunicado en el cual asegura que se mantendrá soporte para todos los dispositivos Android que han sido vendidos y los que se encuentran como stock en tiendas, físicas y virtuales. Los cambios se verían reflejados en los nuevos equipos que están por fabricarse y comercializarse.

Huawei y las nuevas restricciones en EEUU

Sin embargo, tendremos una idea más completa de cuáles serán las consecuencias en unos meses.

¿Podría revertirse el cambio?

Sí. Existen dos formas que se han contemplado en los canales de noticias hasta ahora. La primera, es que la empresa solicite un permiso directamente al gobierno de EEUU, cumpla ciertos lineamientos y procesos, y de ser aprobado, se le otorgue la posibilidad de continuar relaciones comerciales con empresas americanas.

La otra opción depende completamente del ámbito político. Trump asistirá en junio al G20 en Japón, al igual que Xi Jinping, el presidente chino. A un mes de la reunión, Trump ha comentado que está abierto a entablar una negociación comercial con China para llegar a un acuerdo. Sin embargo, no queda más que esperar la fecha para conocer qué términos podrían pactarse.

Comparte esta nota en:

0 comments

Deja un comentario

www.000webhost.com