Invertir o no en apps digitales para empresas

Todos estamos familiarizados con las app móviles. A través de ellas hacemos distintas actividades como enviar mensajes, compartir fotografías y guardar información. El almacenamiento de información, contactos, listas y fotografías, no es más que una tarea administrativa que antes realizábamos a mano con la ayuda de una libreta, bolígrafos y fotografías impresas, que requerían que escribiéramos al reverso alguna referencia de donde y cuando fueron tomadas. No hace más de 15 años que todo esto era una práctica común.

Nuestro smartphone es ahora una asistente virtual que nos ayuda con todo esto y más. En un negocio, este tipo de tareas solían ser desempeñadas por un auxiliar administrativo y consumir la gran parte de su día. Hoy basta con contar con las apps adecuadas y el proceso es casi automático. Entonces, ¿por qué los negocios no las utilizan?

Invertir o no en apps digitales para empresas

Quizás no todos se han dado cuenta del gran cambio que han creado, o no lo relacionan con las tareas administrativas en sus empresas. Esto suele pasar cuando los cambios son paulatinos y las apps (junto con los dispositivos) fueron evolucionando a lo largo de varios años. Pero, si hoy en día tuvieras que hacer todo esto y tus opciones fueran contratar a alguien extra o implementar una app para los empleados que ya tienes y realizan tareas relacionadas, ¿qué elegirías?

¿Vale la pena invertir en ellas?

Cuando se trata de ver el lado rentable de la decisión,  entre un sueldo más, contra una app cuya licencia cuesta una pequeña fracción de ese sueldo, la mejor opción suele ser fácil de concluir. Si tomamos en cuenta que además se está considerando brindar una herramienta para que las personas de nuestros equipos de trabajo puedan hacer más rápido y eficiente sus tareas, optar por una app se vuele más una inversión que un gasto extra.

El invertir o no en ellas, dependerá del beneficio potencial que ofrezcan para cada tipo de negocio, pero si las demás empresas comienzan a invertir en ellas, puede que este sea un indicador favorable.

Apps enfocadas a proceso de trabajo

Existen cientos de miles de aplicaciones móviles disponibles en el mercado. Esto hace que el considerar implementar alguna pueda volverse abrumador. ¿Cuál es la mejor? ¿Cuál es la más práctica? ¿Gratuita o de paga?

Invertir o no en apps digitales para empresas

El responder a todas estas preguntas será muy complicado si no tenemos primero en mente qué es lo queremos lograr la app. ¿Buscamos alimentarle datos o usarla para plasmar evidencia? ¿La necesitamos para organizar procesos en un punto de venta o generar rutas de trabajo?

El buscar una aplicación por cada problemática que busquemos solucionar puede que nos desorganice aún más. Existen aplicaciones que cuentan con la ventaja de ser «adaptables» a procesos cotidianos por los que pasan todas las empresas. Por ejemplo, algo que todos los negocios necesitan es manejar información. Si necesitas crear formatos de entrega de mercancía, formularios de reporte de productos caducados con fotografías y también te gustaría tener encuestas de seguimiento, no necesitas una app para cada cosa. Lo ideal será buscar una que te permita hacer tus propias plantillas de formatos con todo tipo de opción de captura de datos y utilizarlos una y otra vez.

Inversión vs. costo

Aunque el costo de las aplicaciones móviles no es muy grande, el pago de una licencia se sigue considerando como una inversión potencial que tendrá que pagar la empresa. Por esto, es posible que los negocios busquen apps gratuitas como primera opción. La idea de ahorrar en un sueldo extra se queda atrás ante la tentación de una aplicación «sin costo», que aparentemente solucione todo. Sin embargo, es importante recordar que toda aplicación es creada por alguna empresa que, como cualquier otra, necesita ingresos para seguir existiendo.

Invertir o no en apps digitales para empresas

Muchas apps gratuitas implican una solución incompleta y proveen herramientas limitadas. Puede que esto lleve a las empresas que buscan utilizarlas en sus procesos, a pensar que al no ser una aplicación perfecta, los creadores decidan no cobrar. La realidad es que aún y si este es el caso, ellos necesitan obtener ingresos de algún lugar. Por esto, lo ideal es buscar una app que a través del pago de una licencia, garantice un servicio seguro para los datos, además de herramientas completas y servicio al cliente.

¿Cómo saber cuál es la ideal? Probándolas. Muchas aplicaciones ofrecen pequeños periodos de prueba y demostraciones sin costo. A través de ambos, se puede identificar rápidamente qué tan amigables son, si cuentan con el potencial que el negocio u operación necesita y si el servicio es bueno.

Comparte esta nota en:

Te podría interesar

3 herramientas digitales para puntos de venta
Leer más
Apps digitales para servicios, ¿funcionan?
Leer más
3 ventajas de planear tus rutas de transporte
Leer más
Smartphones para empresas, ¿cuál es mejor?
Leer más
El GPS y la administración inteligente de flotas
Leer más

0 comments

Deja un comentario