Prohibición de fulles afectaría el precio de los bienes

El transporte de carga es una de las industrias más importantes del país y de la cual dependen miles de empresas para la distribución de sus bienes. La iniciativa de prohibición de los vehículos doble articulados o fulles, busca reducir los accidentes viales en las carreteras. Sin embargo, de llegar a aprobarse, todos los consumidores se verían gravemente afectados.

Por medio de los transportes doble articulados o con doble remolque, se transportan el 25% de los productos de consumimos.  El uso de fulles, genera una mayor eficiencia de transporte, reduciendo los costos y tiempos contar con el doble de capacidad de carga de un camión con un solo remolque. Por ello, la prohibición de estos, causaría un incremento tanto en tiempos de distribución como en costos.

Incremento inminente en precios para el consumidor

Es importante recordar que los costos de transporte involucran muchos puntos. No se trata únicamente del combustible que se requiere para trasladar los productos. Se debe tomar en cuenta que, por cada full, se reduce el costo en operadores, mantenimiento del vehículo, equipo y más.

Subirían los precios de los productos de prohibirse los fulles

Todo esto se incrementaría mínimamente al doble al necesitarse de más tractos para mover la misma cantidad de carga que ya se traslada hoy en día con estos recursos. De acuerdo a un estudio elaborado por la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), los costos se elevarían hasta un 64%.

Como es de esperarse, de llegar a aprobarse la prohibición de los fulles, quien terminará absorbiendo en su gran mayoría los costos serán los consumidores finales. Esto se debe en gran parte, a que los costos logísticos se incrementarían, además de los costos operativos, y sería indispensable un ajuste a los precios. Toda empresa relacionada a esta problemática, para mantener su rentabilidad en el mercado, se encontraría ante esta decisión.

La industria del transporte de carga se vería frente al reto de buscar disminuir costos en lo posible sin afectar fuertemente los precios. Sin embargo, difícilmente se mantendrían al día de hoy.

Sin duda, no queda más que esperar una resolución favorable a esta problemática.

Comparte esta nota en:

Te podría interesar

Senado: robo a transporte, delito grave
Leer más
AIQ para transporte de carga
Leer más
Fulles: ¿mayor causa de accidentes?
Leer más
Ventajas del monitoreo del transporte refrigerado
Leer más
Crisis en autotransporte de carga a cierre de sexenio
Leer más

0 comments

Deja un comentario