Smartphones para empresas, ¿cuál es mejor?

Desde hace años el teléfono celular es considerado una herramienta laboral vital. Quizás el gran despegue de los teléfonos en el mundo del trabajo, fue a partir del teclado QWERTY, por allá de finales de los 90’s. Ideal para redactar mensajes, se descubrió que este pequeño aparato tenía un potencial mucho mayor que aún no había sido explotado: la comunicación empresarial.

Ahora, gracias a que las funcionalidades se han desarrollado mucho más rápido que nuestras expectativas, muchas empresas han optado por incorporar el uso del smartphone, dentro de sus procesos laborales. Algunas incluso, los ofrecen como una herramienta de trabajo básica a su personal. La gran pregunta de hoy es, ¿cuál de todas las marcas y versiones es la mejor?

Usabilidad y practicidad

No todos los smartphones ofrecen la misma experiencia de usuario ni las mismas funcionalidades. Estos dos puntos son muy importantes a tener en cuenta. Si por ejemplo, la persona que toma la decisión de compra está acostumbrada a un uso complejo, pero requiere el dispositivo para un personal operativo que busca rapidez y simplicidad, quizás pueda elegir erróneamente qué teléfonos comprar.

Para determinar qué smartphone es el ideal para tu empresa y tus empleados, es importante que tengas en cuenta varios puntos, antes de llegar al precio.

Smartphones para empresas, ¿cuál es mejor?

Puedes comenzar respondiendo estas preguntas y considerar cada una desde un punto de vista de usabilidad y practicidad.

  • ¿Quién lo va a utilizar?

El personal operativo, como instaladores y técnicos, requieren otro tipo de smartphone distinto a tu personal administrativo, como vendedores, gerentes y directores. Definir quién lo va a usar como primer paso, puede ayudarte a buscar opciones más adecuadas. Quizás tengas que considerar varios modelos.

  • ¿Para qué lo necesitan?

No todo tu personal necesita un teléfono poderoso de gama alta. Así mismo, no a todos les funcionará uno con  capacidades limitadas. Una vez que sepas quienes requieren esta herramienta, define para qué procesos van a utilizarla.

  • ¿Cuál es la cantidad de personal que lo requiere?

Aquí es donde conocer la respuesta a las preguntas anteriores cobra más relevancia. Un mix entre equipos económicos, para personal que sólo requiere llamadas y dos o tres apps, junto con smartphones de gama alta para aquellos que necesitan más funcionalidades, puede ayudarte a no exceder demasiado el presupuesto, sin sacrificar funcionalidad.

  • ¿Dónde van a hacer uso de él?

Es muy distinto llevar contigo un teléfono en campo (fuera de tu oficina), a tenerlo en juntas y siempre cerca de una toma de corriente. En el primer ejemplo, quizás necesites un aparato un poco más resistente a caídas, polvo y con una batería decente. En el último, no tanto.

  • Además de un uso utilitario, ¿tiene un impacto el estatus de la marca?

Existen circunstancias en las que esto puede afectar o no a la imagen que proyecta tu personal de atención directa a clientes. ¿Tienes asesores expertos que atienden clientes exigentes, o no? Todo dependerá de tus valores como marca y lo que estés buscando. Lo que es seguro es que, no todo tu personal se verá afectado por este ejemplo.

Relación costo beneficio

¿Qué es más costoso, smartphones de precio bajo que sacrifican funcionalidad o aquellos de precio moderado que realizan las tareas esperadas? En el mercado existe una gran variedad de modelos a considerar. Todas las marcas te dirán que su producto es el mejor. Sin embargo, el mejor será aquel que cumpla con lo que tu personal necesita y cuente con una buena relación costo beneficio.

Podrás encontrar opciones alrededor de los $6,000 pesos mexicanos, con funcionalidades decentes, hasta gamas altas que rebasan los $30,000. Sin embargo, el precio no es un indicador de que el aparato cumplirá totalmente lo que esperas de él. Enfócate en funcionalidad.

Smartphones para empresas, ¿cuál es mejor?

Existen muchas alternativas que, si bien no son las que más promueven las marcas para sus ventas retail, sí es importante preguntarlas. Un claro ejemplo es la durabilidad del dispositivo, en lugar de la cámara fotográfica. ¿Acaso todo tu personal necesita una con calidad 4K? Quizás no. Esto puede ahorrarte una cantidad considerable de dinero.

Como último punto y quizás, el más importante, recuerda también considerar la compatibilidad con apps y servicios que tu personal va a utilizar. El problema de Huawei, nos lleva a tener algo en mente que antes no nos preocupaba: el smartphone es el dispositivo, pero su beneficio depende totalmente de que pueda instalar y soportar las apps y tú necesitas.

Comparte esta nota en:

0 comments

Deja un comentario